Alex Katz y la síntesis

Entrada seleccionada de la web masdearte.com

El Museo Thyssen presenta su primera retrospectiva española

Al arte de Alex Katz solemos asociarlo a una seducción inteligente: es autor de retratos de figuras planas y optimistas, habitualmente ociosas y trazadas con un esquematismo que elude sus inquietudes, las nubes negras; también de paisajes en los que ha sintetizado tanto la naturaleza observada por sus ojos como la que percibía en su interior de manera simultánea, por eso el americano describe estas piezas como la captación de un flash antes de que su mirada enfoque la imagen.

Fue precursor de una figuración limpia en sus comienzos, mientras triunfaban en Estados Unidos los trabajos de expresionistas abstractos que volcaban su vida interior en enormes lienzos sin espacios en blanco (Pollock lo cambió todo, dice). Con ellos sí tuvo en común, no obstante, el desarrollo de una pintura fundamentalmente rápida y física, aunque en su caso la composición no tenga nada de espontánea, y también próximo al Pop Art, pero sin ligarse a él, optó por cultivar una obra tan atractiva como alejada de excesos temáticos, estéticos y desde luego sentimentales.

Ha protagonizado Katz varias exhibiciones en España, parciales, algunas en la que fue Galería Javier López & Fer Francés, pero es ahora cuando el Museo Thyssen-Bornemisza ofrece su primera antología en nuestro país, comisariada por Guillermo Solana y organizada con la colaboración del propio autor, que a sus 94 años permanece en activo y confiesa tener la sensación de que pierde el tiempo cuando se encuentra fuera de su estudio, que no cuando no está necesariamente trabajando: entiende que pensar y aprovechar los momentos vacíos forma parte de sus procesos.

Se nutre el recorrido de 35 óleos de gran formato, entre retratos individuales y grupales, paisajes y flores, además de algunos estudios, y se fechan estos trabajos entre 1959 y 2018, de modo que podremos atender a su evolución, que parece en un primer vistazo no ser muy marcada (ha mantenido su interés por los mismos motivos, y a veces las mismas musas), pero que sí se manifiesta en la adopción de nuevos enfoques sobre ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *